La ventaja de no ser realista

Marco Díaz Calleja - La ventaja de la locura

Únete al club. (Foto: emily.peterson202).

Por mucho tiempo no supe qué quería en la vida. Danzaba entre política, videojuegos, y demás. Afortunadamente encontré que la clave radica no en preguntarme “¿Qué quiero?”, sino, “¿Qué me emocionaría?“. Suena sencillo de responder, pero como todo lo que vale la pena, hay retos para hacerlo. Tim Ferriss en La semana laboral de 4 horas ofrece algunos tips.

Hacer lo insensato (unrealistic) es más fácil que hacer lo sensato (realistic)

Se está solo en la cima. El noventa y nueve por ciento de la gente de este mundo está convencida de que es incapaz de lograr grandes cosas, así que aspiran a ser mediocres. El grado de competencia para alcanzar metas “realistas” es, por tanto, feroz, lo que paradójicamente hace que conseguirlas exija más tiempo y más energía. Es más fácil ligar con la chica espectacular del bar que con las cinco más o menos guapas.

Si eres inseguro, ¿sabes qué? El resto del mundo también. No sobrevalores a la competencia y te subestimes a ti. Eres mejor de lo que crees.

Las metas insensatas y poco razonables son más fáciles de conseguir por otra razón más.

Una meta enormemente grande supone una infusión de adrenalina que te proporciona el aguante necesario para superar las inevitables dificultades y tribulaciones que acompañan a la consecución de cualquier objetivo. Las metas realistas, las encuadradas en el grado de ambición medio, no motivan y no te impulsarán más allá del primer o segundo problema, momento en que tirarás la toalla. Si la recompensa potencial es mediocre o media, no te esforzarás. Yo saltaría montañas por un viaje en catamarán por las islas griegas, pero quizá no cambiaría mi cereal de desayuno por un fin de semana en Columbus, Ohio. Si elijo lo segundo porque es “realista”, no tendré el entusiasmo suficiente para derribar el menor obstáculo para conseguirlo. Pensando en las aguas cristalinas y el vino delicioso de Grecia, estoy preparado para batallar por un sueño que merece la pena ser soñado. Aunque la dificultad de consecución en una escala del 1 al 10 parece ser 10 y 2, respectivamente, es más probable que Columbus falle en el camino.

La pesca es mejor donde hay menos pescadores y la inseguridad colectiva del mundo hace más fácil ganar por goleada si todos los demás quieren empatar. Es así: hay menos competencia para alcanzar grandes metas.

Posteriormente Tim continúa con otra pregunta.

¿Qué harías si no pudieses fracasar de ninguna manera? ¿Si fueses diez veces más listo que el resto del mundo?

No te pongas límites y no te preocupes en cómo vas a conseguir lo que anotes. Por ahora eso no tiene importancia. Esto es un ejercicio de antirrepresión. Ten cuidado de no criticarte o engañarte a ti mismo. Si lo que quieres de verdad es un Ferrari, no escribas acabar con el hambre mundial porque te sientes culpable. El sueño de algunos será la fama; para otros, la fortuna o el prestigio. Todos tenemos vicios e inseguridades. Si hay algo que te haría sentirte más valioso, ponlo. Yo tengo una moto de carreras, y aparte del hecho de que amo la velocidad, me hace sentir muy bien (like a cool dude). No hay nada de malo en ello. Escríbelo todo.

Además, Tim recomienda elegir los cuatro sueños más importantes y calcular el costo para cada uno. Quisiera seguir citándolo para hacer la tarea de escribir más fácil, pero lo siguiente ya me corresponde. Tengo que indicar qué me apasionaría.

Oh, no, espera, todavía puedo citar. Porque Pixar  ya expresó lo que más deseo.

¿Qué me emocionaría? Compartir con el amor de mi vida mi pasión: salvar al mundo. Con ella voy a resolver los problemas que amenazan a la existencia de la humanidad, tales como el envejecimiento, la falta de agua y la violencia.

¿Alguna vez has conocido a alguien que adore lo mismo que tú? Alguien que despierta y se va a dormir, cada día, pensando, “¿Cómo podríamos acabar con la violencia en el mundo de una vez por todas?” Y no puede conciliar el sueño, porque comentando con la almohada de pronto se da cuenta, “¡Por fin contamos con las herramientas para lograrlo! ¡Sólo es cuestión de unir las piezas!”. Voy a encontrarla, porque no puedo hacer esto solo. Pero sobre todo, porque juntos va a ser más divertido.

Ahora bien, tengo que ser específico para que mis métodos sean más efectivos. Dado que “amor de mi vida” es un término un tanto largo y cursi, mejor me referiré a ella como “Karla, la mujer más bella del mundo” (porque eso no suena nada cursi), o simplemente “Karla”. Sus características, por orden de importancia, son:

1. Karla
Emprendedora
Apasionada por salvar al mundo
Puntual
Hermosa
Tener juntos una relación no monógama (non-monogamy relationship)

Ella es el primer objetivo. Siguen tres.

2. Amigos
Emprendedores
Apasionados por salvar al mundo
Divertidos

3. Vivir bien
Tener el suficiente dinero y libertad, como para irme a París por seis meses al año, cuando yo quiera y con alguien más. Pasaríamos un tiempo divertido, cómodo, no ostentoso, sino genial.

4. Dios Sexual (este ejercicio pidió ser sincero)
Atraer y coger a cualquier chica que me encante con una efectividad de 1/4. Disfrutar sexo con el potencial que describen Nina Hartley y la Dra. Helen Fisher, esto es, por ejemplo, provocarles a ellas orgasmos de 15 minutos.

En un mismo texto he abarcado a Pixar y récords orgásmicos. No cabe duda que emprender te lleva a territorios no explorados. Hay demasiados puntos a desarrollar, pero sobre todo, el cómo lograr tanta locura.