1984 me hace feliz (día 16 de 30)

La canción de cuna de las guarderías mexicanas. (Imagen: Patrick Hoesly).

La canción de cuna de las guarderías mexicanas. (Imagen: Patrick Hoesly. Texto: George Orwell).

1984 me hace feliz. La novela distópica de George Orwell retrata a Winston Smith, un burócrata que lucha contra el régimen totalitario más terrible de la Historia. Recuerdo una parte del principio:

Para el futuro o para el pasado, para una época en que el pensamiento sea libre, cuando los hombres sean distintos los unos de los otros y no vivan solos… Para cuando la verdad exista y lo que se haya hecho no pueda ser deshecho. Desde la era de la uniformidad, desde la era de la soledad, desde la era del Gran Hermano, desde la era del doblepensar -¡saludos!

Leer sobre Historia me recuerda a la novela, porque me hace apreciar cuánto ha avanzado la humanidad: el 1984 que evitamos, y el progreso por el que hoy luchamos. Me da esperanza. Pudimos haber vivido una época tan terrible como la retratada por Orwell, pero nos salvamos. Mi piedrita del Muro de Berlín a mi derecha es testiga de ello.

Se llama Über. ¡Di hola!

Se llama Über. ¡Di hola!

Sin embargo hay pendientes. Hoy avancé sobre mi investigación del Nacionalismo Revolucionario. Impresiona que el Régimen de la Revolución en México creó un imaginario cultural tan semejante al descrito por Orwell. Cayó dicho régimen, pero su construcción vive. Por ello en buena medida México es tan ajeno a emprendimiento, innovación y productividad. Es un problema que por fin se puede resolver. Pero profundizaré en el tema en otra ocasión, cuando termine mi texto. Por ahora, ¡saludos Winston!