Amor vikingo (día 20 de 30)

Hay días en que no sé por qué no tomo el primer vuelo. (Foto: Ätin).

Hay días en que estoy a nada de tomar el primer vuelo. (Foto: Ätin).

Ayer no continué mi reto. Me invitaron a una fiesta. Supuestamente iba a trabajar antes. Sigo destruido de anoche. Dato curioso: me duelen -los brazos- de bailar, porque en la trajinera era lo que más podíamos mover.

Trabajé sobre El Batman vikingo. Escribí la premisa así que cuidado con spoilers, porque ya empecé a concebir el final. Si tengo energía para algo, es para acordarme de la chica que conocí en un panteón de Dinamarca.